Prueba nueva 2020 un día en microsiervos


                          


POR @WICHO — 8 DE MAYO DE 2020

Tras ser puesta en órbita el pasado día 5 por el primer cohete Larga Marcha 5B el prototipo de la nueva cápsula espacial tripulada china aterrizaba a las 7:49 del 8 de mayo de 2020. La duración de la misión fue de dos días y 19 horas. Alcanzó una altitud máxima de 8.000 kilómetros. Hizo la reentrada simulando volver de una misión a la Luna.

Según las autoridades chinas la misión ha sido un éxito y ha permitido hacer una primera prueba de los sistemas de a bordo de la cápsula. También ha permitido comprobar el correcto funcionamiento de sus paracaídas y del airbag que usa para amortiguar el impacto final durante el aterrizaje. Y De paso se han ejecutado algunos experimentos en su interior.

También ha permitido a los equipos de tierra practicar la recuperación de la cápsula y en el futuro permitirá probar su capacidad de reutilización parcial. Para ello esta misma cápsula volverá a ser lanzada al espacio con un nuevo escudo térmico.

Impresión artística de la nueva nave en el espacio - CNSA
Impresión artística de la nueva nave en el espacio – Administración Espacial Nacional China (CNSA),

La nueva cápsula, en la configuración que fue lanzada, mide nueve metros de altura incluyendo el módulo de servicio, que no es reutilizable, y su peso es de 21 toneladas. Hay otra versión, con un módulo de servicio más pequeño y de tan sólo 14 toneladas que será utilizada para misiones a órbita baja terrestre. Es capaz de llevar seis astronautas, o bien una combinación de astronautas y carga. No está previsto que sustituya a las cápsulas Shenzhou, sin embargo; se usará una u otra según los objetivos de la misión.

No hay confirmación oficial pero se cree que el nombre de la nueva cápsula es Xinyidai Zairen Feichuan - Shiyan Chuan, nave espacial tripulada de nueva generación, XZF-SC.

La que corrió peor suerte fue una cápsula de retorno de muestras experimental que fue liberada desde la parte trasera exterior del módulo de servicio de la XZF-SC. Con unas dimensiones de aproximadamente 1,2 metros de largo y 60 centímetros de ancho usa un escudo térmico hinchable de tres metros para la reentrada. Esto permitiría traer muestras de vuelta desde la futura estación espacial china. Pero, al menos en este primer intento, no lo consiguió.

COMPARTIR

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear



POR @ALVY — 8 DE MAYO DE 2020

Dissecting an SSL certificate

Los certificados TSL, anteriormente conocidos como certificados SSL son otra forma de llamar a los certificados de clave pública X.509. Julia Evans ha hecho una gran labor explicando en su blog cómo es uno de estos certificados «por dentro» de forma muy didáctica: Dissecting an SSL certificate.

El «texto codificado» que se ve en el archivo de texto de estos certificados tiene este aspecto:

-----BEGIN CERTIFICATE-----
MIIElDCCA3ygAwIBAgIIMmzfdZnO9pMwDQYJKoZIhvcNAQELBQAwSTELMAkGA1UE
BhMCVVMxEzARBgNVBAoTCkdvb2dsZSBJbmMxJTAjBgNVBAMTHEdvb2dsZSBJbnRl
cm5ldCBBdXRob3JpdHkgRzIwHhcNMTcwMTE4MTg1MjExWhcNMTcwNDEyMTg1MDAw
WjBpMQswCQYDVQQGEwJVUzETMBEGA1UECAwKQ2FsaWZvcm5pYTEWMBQGA1UEBwwN
TW91bnRhaW4gVmlldzETMBEGA1UECgwKR29vZ2xlI…

Pero la versión «entendiéndolo» es la de arriba, donde se detallan las diversas partes que lo componen: versión, número de serie, algoritmo, quién lo emite, validez, tema, etcétera.

La firma es la parte más crítica, pues es la que garantiza las entidades (autoridades) que los han firmado. Las entidades que publican los certificados se conocen y «confían» –según un protocolo criptográfico seguro– unas en otras. Cuando emiten certificados, los suben a un registro, registro que luego comprueban los navegadores web cuando llegan a las páginas. Si todo está en orden, el candadito se pone en verde/gris: sitio seguro. Si no lo está, aparece abierto/roto o con un aviso.

Relacionado:

COMPARTIR

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



POR @WICHO — 8 DE MAYO DE 2020

Acta de rendición militar de Alemania del 7 de mayo de 1945
Acta de rendición militar de Alemania del 7 de mayo de 1945

A las 2:41 del de 7 de mayo de 1945 el coronel general Alfred Jodl firmaba en Reims, Francia, la rendición incondicional de Alemania en la Segunda Guerra Mundial. El Acta de rendición militar especificaba que todas las autoridades militares, navales y aéreas alemanas así como todas las fuerzas bajo su control cesarían las operaciones a las 23:01 del día 8.

Sin embargo las autoridades soviéticas consideraron que el texto de ese documento no era aceptable porque no decía explícitamente que las fuerzas armadas alemanas tuvieran que deponer sus armas y entregarse. Además, argumentaron, el general Ivan Susloparov, no había recibido aún autorización para firmarlo en el momento en el que lo hizo. Por otro lado querían que la firma de la rendición alemana tuviera lugar físicamente en un lugar representativo, no en una ciudad de otro país aunque hubiera estado ocupado.

Así que a las 21:20 del día 8 el mariscal de campo Wilhelm Keitel volvió a firmar la rendición de Alemania en Berlín, que aunque estaba redactada en términos ligeramente diferentes también tenía efecto a las 23:01 de esa misma noche, igual que estipulaba el documento firmado por Jodl.

Wilhelm Keitel firmando la rendición el 8 de mayo de 1945
Wilhelm Keitel firmando la rendición el 8 de mayo de 1945

Por eso en la mayoría de los países que lo celebran el 8 de mayo es el Día de la Victoria en Europa. Pero en la Unión Soviética –y luego en Rusia– y otros países de su ámbito se celebra el día 9 porque en el momento de la firma allí ya era día 9.

Faltaban aún, sin embargo, casi cuatro meses y los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki para que Mamoru Shigemitsu, el ministro de exteriores japonés, firmara la rendición de su país el 2 de septiembre de 1945, aunque la rendición del país se había producido el 15 de agosto.

Aunque el Tratado de Paz de San Francisco entre las Fuerzas Aliadas y Japón no se firmó hasta septiembre de 1951, entrando en vigor el 28 de abril de 1952. Sólo la URSS no lo firmó; habría que esperar al 19 de octubre de 1956 para que ambos países firmaran la paz.

No deja de ser como para pensarlo un par de veces que este aniversario llegue cuando la humanidad está envuelta, a causa de la COVID–19, en la peor crisis que hayamos vivido desde entonces con, quizás, la excepción de la pandemia de la gripe de 1957-1958.

Deberíamos tener siempre presente lo que puede pasar cuando nos empecinamos en dar importancia a las cosas que nos separan en vez de centrarnos en las que nos unen.

COMPARTIR

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



POR @ALVY — 8 DE MAYO DE 2020

Yelldesign

Yelldesign tiene unos interesantes diseños de puzles transparentes, unos más sencillos que otros pero que así a simple vista entran en la categoría de infernales o más bien cabroncetes. Dado que todas las piezas son del mismo color el asunto dista de ser trivial. Es como esos puzles que son todo blancos, o negros: más allá del borde, que es un poco diferente, que hay que ir probando y probando los ángulos y curvas hasta que las piezas encajen perfectamente.

Yelldesign

Uno de ellos en especial es doblemente divertido: El accidente, con aspecto de cristal roto y 215 piezas diseñadas a mano para que sean endiabladamente complicadas de ensamblar. Otro que seguramente está de moda es El virus.

Lo único malo es que no son baratos y además alguno está ya agotado; además con la increíble demanda que está habiendo últimamente de metacrilato no sé yo si van a conseguir materia prima para fabricar más en breve.

Relacionado:


Comments