ejemplo de una problemática en torno a los Derechos Humanos. Derecho público. Derechos Humanos Derecho Humanitario, Problemáticas en torno a los Derechos Humanos a nivel nacional e internacional















































































Público IV: Derechos Humanos

Tarea 1


Identifique, enuncie y explique una problemática actual entorno a los derechos humanos y explique por qué piensa que se vincula al tema


Me cuesta definir la “problemática” a analizar; debido a que a pesar de lo esperable o deseable para los “adelantos” (científico - tecnológicos principalmente) que nos inundan en la sociedad del siglo XXI denominado por muchos “sociedad del conocimiento”, son innumerables las violaciones que se cometen contra los Derechos Humanos, entendidos como aquellos derechos inherentes a la persona humana por el simple hecho de ser un individuo de la especie humana; como declara el Art. 21 de nuestro Código Civil. Todos ellos repudiables.


Si bien desde el año 1948 contamos con una Declaración Universal de los DD. HH., en la actualidad aún no hemos podido garantizarse plenamente: 

.

Me interesa analizar un aspecto de los Derechos Humanos que muchas veces queda relegado: lo referido al medio ambiente.

El ser humano es un ser bio - psico - SOCIAL y como tanto, debe satisfacer diversas necesidades que responden a dichos órdenes. El ambiente, su entorno, debe enriquecer y propender al desarrollo de su personalidad; entendiendo que el ser humano, por ser un ser gregario requiere otros seres humanos o dicho de otro modo; necesita una SOCIEDAD, y dicha sociedad o entorno -físico y social- debe ser acorde a los intereses humanos.


En nuestro país son muchas las violaciones que entiendo se han cometido y se cometen sobre el entorno ambiental; desde el delito “menor” cometido por particulares al talar un árbol de un monte o bosque, tirar basura en la vía pública; utilizar vehículos sobre los médanos costeros; o incluso empresas que construyen sus establecimientos sobre la costa, bajo la mirada cómplice de la DINAMA; la instalación de UPM; Aratirí… la instalación a nivel mundial de la ex “Monsanto”, incorporada a Bayer, etc. etc. etc.


En nuestro país se introdujo por plebiscito el Art. 47 de la Constitución (el primer inciso en el año 1996; y el segundo en el año 2004) que establece la protección de los Derechos de Medio Ambiente; y el cual debe interpretarse en consonancia con los Arts. 7, 72 y 332 de la mencionada norma.

El mismo dispone que “La protección del medio ambiente es de interés general. Las personas deberán abstenerse de cualquier acto que cause depredación, destrucción o contaminación graves al medio ambiente (...) El agua es un recurso natural esencial para la vida. El acceso al agua potable y el acceso al saneamiento, constituyen derechos humanos  fundamentales”


Por otro lado, numerosas actos legislativos emanados del Poder Legislativo “declaran” de interés general la protección del medio ambiente; sin embargo -como sucede con numerosos derechos consagrados en forma teórica que no se ven representados en la realidad social- no se concretan en la práctica.


Algunos barrio de la costa de oro, por ejemplo El Pinar, no cuentan con servicios de saneamiento (aunque pago mis impuestos como corresponde, incluyendo paradójicamente la tasa de saneamiento); la escuela a la que concurren mis hijos (una escuela de tiempo completo, de contexto crítico, superpoblada) tiene desbordado desde el inicio de cursos el pozo séptico, además de haber tenido que ser fumigado por cucarachas y roedores…

¿No es parte de la integridad del ser humano educarse en un ambiente no solo higiénico sino agradable?... Y estos son solo dos breves ejemplos de situaciones concretas de la vida cotidiana que considero violan los DD. HH del medio ambiente consagrados por nuestra norma máxima y reglamentado por numerosas leyes; pero que en el plano real (Lo que Kelsen denominaba el ámbito del “ser” de la norma jurídica -siendo el plano teórico el del “deber ser”-) son vapuleados y pisoteados.


Poco podemos hacer al respecto, ya que muchas de esas violaciones surgen del propio “Estado” -ya no entendido como la nación compuesta por territorio, nación y poder estatal; sino haciendo referencia exclusivamente al aparato de poder con el que cuenta para ejercer la soberanía, que muchas veces escapa al pueblo-, quien ha cometido numerosos atropellos contra estos Derechos -entre otros-.


La ley de Riego, por mencionar un caso reciente que caló hondo en algunos sectores de la sociedad, es un claro ejemplo de esta situación. La misma fue aprobada por la mayoría de los partidos políticos -exceptuando exclusivamente a Unidad Popular-.


Entre quienes se manifestaron a favor, sostuvieron como argumentos que el riego es fundamental, poniendo como ejemplo el daño que provocan las numerosas sequías que se vienen presentando en los últimos años “donde los rendimientos cayeron a la mitad del promedio histórico”

“Esta ley está pensada para que el riego le llegue a los pequeños productores. Si no hay represas multi prediales, nunca van a tener agua”, afirmó Benech en la misma nota mencionada, defendiendo la intervención privada para la gestión y venta de agua, afirmando que lo que sostienen los que se oponen a la misma, no son ciertas.


El legislador Yerú Pardiñas -suplente al momento de la nota-, dijo que “la normativa que regía hasta ahora solamente había permitido que se conformaran 13 sociedades de riego y que esta ley generará un abaratamiento de los costos [considerando] que muchos rubros incrementarán fuertemente su productividad en la medida en que haya más riego disponible, en particular el maíz y las plantaciones de papas, pero también la soja [cuya producción se vincula estrechamente con “Monsanto”] y la caña de azúcar”.

Y continuó… "La reforma (...) de 2004, no prohíbe el uso del agua para riego, y sí establece que todas las decisiones sobre qué pasa en las cuencas hidrográficas tienen que ser públicas y con la participación de la ciudadanía. Están previstas instancias públicas donde se discuten estas cosas. Esto no implica desconocer la Constitución",  sostuvo Pardiñas. Y debemos darle cierta parte de la razón ya que se inició un recurso de referéndum que no tuvo el andamiaje necesario en la ciudadanía, y por tanto no prosperó. De todos modos sabemos que la oṕinión pública, como sostienen diversos autores (Rawls, Habermas, etc.) es construída desde las voces dominantes -económicamente- en la sociedad.


Entre quienes impulsaron el recurso, y se encuentran por tanto contrarios a la norma, expresaron que

“la ley permite al sector privado hacer obras para el mantenimiento del agua y su distribución, construir embalses y cobrar por ese servicio. Con [este] mecanismo (...) se complica la calidad ya bastante deteriorada de las cuencas y de los ríos de donde OSE toma el agua para su potabilización y tratamiento”, sostuvo Ricci. Además considera el artículo 47 de la Constitución “es claro”: la propiedad del agua [en ningún caso] se puede conceder.


Lo que la ley permite “ayer, hoy o mañana, independientemente de quién esté en el gobierno, es privatización", agregó.


La intervención humana, además modifica la naturaleza de tal manera, que rompe los ecosistemas necesarios para la supervivencia de todas las especies; ya que al ser justamente “sistemas” requieren de todos los elementos que lo componen, para sobrevivir sobrevivir.


Considero que si bien estos temas, también relativos a los derechos humanos, no consiguen la publicidad necesaria, requieren una urgente revisión, ya que no podemos concebir bajo ningún punto de vista el desarrollo del ser humano, si no cuenta con un ambiente acorde para lograrlo.

Yael Montero


Bibliografía consultada





Otros horarios: 222710C1C2C3C5109 - Todos los Omnibus